El 20 de diciembre se cumplió un año de la constitución del Blockchain Institute & Technology. Ha sido un año lleno de actividades, sorpresas, desafíos y éxitos. Con el cierre del año también se cierra una etapa y se empieza otra, con más ambición, más proyectos y muchas novedades por descubrir.

A modo de cierre, nos sentamos con Lluís Mas, co-fundador y CEO de BitBCN en una charla donde conocemos más sobre la historia del proyecto, los desafíos y éxitos, lo que tiene en su cabeza y el origen de todo lo que sucedió este año.

El 2019 todavía no ha comenzado pero en nuestras oficinas ya está en marcha. Mientras esperan nuevas novedades los invitamos a conocer más sobre lo que sucedió este año.

¿Puedes hacer una valoración de este primer año de BIT?

Ahora parece que hayan pasado siglos de cuando arrancamos el pasado mes de marzo de 2018 con el primer postgrado del mercado de formación reglada  de 300 horas de blockchain, DLT y criptoeconomía orientado a perfiles business y perfiles técnicos. Estamos muy orgullosos de la iniciativa porque creemos que es una fórmula acertada y que ha marcado tendencia.

Terminaremos el año 2018 con un poquito más de cien alumnos formados. Creo que es un dato tremendo pero a la vez aún muy pequeño, queda mucho por hacer. Cien alumnos es sólo una edición de un programa de marketing de cualquier escuela de formación. La comunidad de blockchain en España ha empezado a crecer estos últimos 12 meses gracias a diferentes iniciativas que están haciendo un trabajo excelente desde hace tiempo.

El otro dato importante es el precio medio pagado por nuestros alumnos. Un alumno que paga un precio como el nuestro demuestra dos cosas: implicación total en la formación y una apuesta personal y firme por el sector. Esto marca la diferencia respecto de otras iniciativas, pero a la vez nos carga con una enorme responsabilidad. Personalmente creo que el único futuro viable para un proyecto educativo pasa por la calidad del contenido, la excelencia del docente y la satisfacción de los alumnos, más que por la titulación.

En este sentido nuestra apuesta es muy clara y seguiremos apuntalando el proyecto para posicionarnos nacional e internacionalmente como uno de los referentes top en formación Bitcoin y blockchain.

Nuestra oferta formativa ha evolucionado de un postgrado en la convocatoria de marzo a cerrar el año con formación executive en diferentes verticales y boot camps de programación.

Hemos formado varias alianzas estratégicas de las cuales veremos sus frutos en 2019 que dotarán de robustez al proyecto.

¿Qué objetivos tiene BIT para 2019?

El mercado es el que manda. Hay que ser muy humilde y estar constantemente atento. Dicho esto, tenemos varios objetivos identificados, el primero es evolucionar de una formación introductoria a blockchain a  una formación que el participante pueda tangibilizar a corto plazo en proyectos descentralizados con utilidad real. Eso es lo que necesita esta tecnología al día de hoy.

Seguiremos incorporando lenguajes que creemos que lo están haciendo bien para acercarlos a nuestros alumnos.

Otro objetivo de BIT es ser un reflejo de la realidad blockchain por tanto seguiremos trabajando para traer a nuestras aulas a profesionales referentes nacionales e internacionales que aún no han podido participar en BIT. Tienen la puerta abierta y desde aquí se lo hago llegar de nuevo. Los alumnos de blockchain se merecen escuchar todas las voces referentes posibles.

En este sentido la internacionalización del proyecto es clave en 2019 pero a la vez es un reto mayúsculo y lleno de exigencias.

Entre sus profesores se encuentran algunos de los mejores talentos de la industria de España sino de Europa. Todos tienen otros trabajos y sus propios proyectos, ¿cómo han hecho para manejar esto?

Para nuestro staff académico sólo tengo palabras de agradecimiento. Confiaron en nosotros cuando no éramos nada ni nadie. Además tuvieron que aterrizar todo su conocimiento a unidades didácticas y hacerlo comestible académicamente para terceros, hecho que consume un esfuerzo y tiempo enorme. Estamos super contentos con ellos por todo el esfuerzo, trabajo y sacrificio que han puesto y la voluntad que tienen de transmitir conocimiento para que esta tecnología siga creciendo y desarrollándose.

Estamos increíblemente orgullosos del equipo académico que hemos formado y esto se refleja en la opinión y el feedback de nuestros estudiantes. En nuestra última encuesta de satisfacción para estudiantes tenemos reviews anónimas donde califican a uno de los profes como “dios”. Más allá de la anécdota, nos pone contentos saber que el valor que ofrecemos y lo que nuestros profesores tienen para dar está ayudando e inspirando a los próximos líderes de blockchain.

Respecto del balance necesario entre trabajo, proyectos personales y los programas, esto es algo que todos hemos ido aprendiendo cómo gestionar. No sólo nuestros profesores sino que también nuestros alumnos son profesionales con trabajos a tiempo completo y otras responsabilidades. La presencialidad virtual es una metodología revolucionaria muy poderosa al igual que  las herramientas de trabajo colaborativo. Seguimos aprendiendo y mejorando para que la experiencia del alumno sea lo más perfecta posible.

Otra anécdota, es que hay profesores que los hemos conocido personalmente tras casi un año de trabajar juntos virtualmente. Hecho impensable hace pocos años, pero hoy por hoy, es una realidad

En Noviembre BIT firmó un acuerdo con EADA Business School para trabajar en conjunto
¿Cómo empezásteis con el proyecto?

En 2017 quería emprender en el sector de la educación porque me apasiona ayudar a la gente a conseguir sus objetivos. Comencé a adentrarme en el mundo del Bitcoin participando de eventos y conectando con la comunidad local hasta que llegué a un aceleradora. Fue así como conocí a Aleix Ordeig, mi actual socio. Él venía del mundo de la tecnología y se dedicaba a “hackear” y romper cosas desde los 12 años y me hizo una reflexión: no hay formación en este ámbito. A partir de ahí empezó todo.

A través de conversaciones entre ambos fue que nos fuimos dando cuenta de lo difícil que era aprender sobre blockchain sin importar si uno tenía experiencia técnica o sólo formación en negocios. La información sigue estando muy atomizada y es un desafío filtrar lo que es contenido de calidad de lo que no.

Fue así que gracias al know how tecnológico de Aleix y mi experiencia en la formación educativa nació la idea principal de montar BIT.

El primer punto fue ponernos a analizar el mercado y ver la oferta existente, sobre todo en España. Sólo la Universidad Alcalá de Henares tenía un iniciativa encima de la mesa en ese momento pero no con el enfoque que a nosotros nos seducía.

Y así fue como empezamos nuestro proyecto, sin apoyo ni económico ni institucional, sólo Aleix y yo. Para más INRI ni la aceleradora donde estábamos confió en nosotros, de hecho, nos quisieron desacelerar. Aún así no nos desanimamos y empezamos por nuestra cuenta.

En este primer año superamos muchísimos retos. A veces digo que también nos acompañó la suerte, aunque eso no es cierto. Hay un equipo de tremendos profesionales detrás del telón que son los que podríamos llamar “suerte”. Ellos nos han ido dando los empujones que íbamos precisando.

En un sector donde hay tan poca gente pero que sabe muchísimo, ser humilde y paciente, es la clave para generar confianza.

¿Qué es lo que te atrae de esta tecnología?

Creo que a lo largo de la historia los grandes avances siempre han sido asociados a eventos más bien desafortunados, como por ejemplo la guerra. Sin ir más lejos, el origen del Bitcoin está intrínsecamente atado con la crisis económica del 2008. Sin embargo creo que los próximos avances van a estar asociados a un cambio positivo por las ganas de hacer mejor las cosas. El dato es el nuevo petróleo y es un espacio digital.  Creo que estamos ante una oportunidad como civilización de hacer las cosas mejor y que estamos justo en los primeros pasos de este proceso.

Pero a la vez estamos en una encrucijada, ya que estamos revolucionando los fundamentos sobre los que hemos construido nuestras sociedades por cientos de años. Y la decisión que tenemos que tomar es si seguimos dando a las grandes empresas y gobiernos más control sobre nosotros, o si buscamos una sociedad descentralizada, fomentando la soberanía individual y con una riqueza más distribuida.

El blockchain es la tecnología que nos permite lograr esto, y la formación es la clave para conseguir este proceso. Por falta de conocimiento, de educación o desinterés hemos delegado muchísimas de nuestras decisiones y libertades en las grandes empresas tipo GAFA (Google, Apple, Facebook, Amazon). Es hora de dar un paso al frente, revertir esto y recuperar esta individualidad.

¿Qué consejo le darías a las personas que siguen escuchando hablar de blockchain y criptomonedas pero todavía no se han adentrado en estas?

Mi primer consejo es que no tengan miedo a la tecnología y que no se sientan abrumados aún si no la entienden. Cualquier persona puede empezar con conocimientos prácticamente desde cero y poco a poco evolucionar e ir entendiendo cómo funciona. Todos hemos empezado igual.

Es ahí donde reside la clave, una vez que entiendes las tripas… haces el click, y aparecen las soluciones y oportunidades. Pero todo siempre empieza con un primer paso.

El Blockchain Institute & Technology realiza sus propios eventos y participa de muchos otros. ¿Cuéntanos un poco sobre los últimos eventos en los que habéis participado?

Buscamos ser muy activos a nivel eventos porque es la puerta de entrada al público en general. Es fundamental tener un approach que les enamore y facilite la entrada en este mundo. Como he dicho antes, mucha gente le da miedo entrar en este mundo aún o les resulta difícil los primeros pasos. Los eventos son una manera de entrar poco a poco y acompañado, conociendo gente dispuesta a ayudar en el proceso. Es una tarea de concienciación y evangelización importante.

En Barcelona tenemos una comunidad de meetup con más de 600 seguidores y en Madrid empezamos a realizar un evento al mes empezando este enero de 2019. También hemos estado participando en varios eventos financieros, de logística, incluso de innovación en el mercado inmobiliario. Las aplicaciones de la tecnología son muchísimas.

Vemos en Latinoamérica un gran potencial para la aplicación de la tecnología. Hace unos meses participamos en eventos en Caracas y Buenos Aires pudiendo conocer de primera mano la adopción de la tecnología allí y es fabuloso. Y aunque entendemos que existen situaciones de países delicadas también vemos en la tecnología blockchain una manera de poder devolverle más poder y control a las personas. En este sentido, una critpomoneda que  quiera posicionarse definitivamente precisa de ser ser descentralizada empoderando al individuo y de código abierto.

En los países o zonas con carencias importantes de confianza tanto en la clase empresarial como la política, Bitcoin es donde cobra más sentido. Y te emociona ver la gente que entiende esto y lo ven como la gran solución para desprenderse de las cadenas de la injusticia.

Bitcoin va a empoderar a los individuos a superar barreras del antiguo mundo. Para ello falta formación y articular soluciones concretas de negocio. Creo que la formación empodera y permite que la gente sea libre de escoger la opción que desee.

El Equipo de BIT cerrando el año en la oficina
¿Cómo ves el sector de la educación en la actualidad?

En cuanto a la formación en blockchain, las iniciativas de educación han florecido este 2018 y esto es una gran noticia. Es realmente lo que necesita el sector: formación.  Nosotros estamos abiertos a apoyar y colaborar con cualquier proyecto en este sentido, no lo vemos como competencia, sino al contrario, unir esfuerzos puede permitirnos conseguir cosas más potentes.

El blockchain requiere de una especialización importante y no hay tantos profesionales contrastados. No es fácil emprender iniciativas de calidad y que realmente no respondan a un maquillaje de marketing.

La innovación en los próximos años va ligada a nuevos modelos de negocio desarrollados por  equipos de técnicos y business dentro de las empresas. Esta comunicación, normalmente, no existe en la actualidad. Las competencias digitales necesarias de aqui a 2025 crecerán exponencialmente por tanto desarrollar un pensamiento computacional será decisorio para no quedar excluido del mercado laboral. Parece duro dicho así pero realmente es una oportunidad enorme para todos/as.

*   *   *

Si quieres formarte en la tecnología blockchain y su impacto, visita nuestra oferta educativa en www.bitbcn.org/cursos-bit y mira todo lo que puedes aprender.

Varias empresas, desde instituciones financieras hasta grandes comercios retail ya están trabajando para implementar soluciones en Blockchain para ser pioneros del cambio tecnológico.

¿Interesado en saber más? Aquí tienes algunos artículos que te ayudarán a conocer más sobre la tecnología:

Síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de todas las noticias del mundo de la tecnología – Blockchain, Internet de las Cosas (IoT), Big Data y tantos otros.

Facebook

Twitter

Linkedin